NOTAS
 
  INICIO
  INSTITUCIONAL
  DATOS DEL COLEGIO
  CONTRASEÑA
  MECANIZADAS
  NOTAS
  CONTACTO
  SALIR
     
 

Propuestas y riesgos de la educación católica, a las puertas del Bicentenario patrio.
Discurso inaugural del 47º Curso de Rectores del CONSUDEC. Salta, 10 de febrero de 2010

El Curso de Rectores del CONSUDEC que con este acto inauguramos oficialmente presenta características inéditas. Quiere ser el inicio de un itinerario conmemorativo del Bicentenario nacional, a celebrarse entre 2010 y 2016, trazado en el ámbito específico de la educación católica. El período propuesto señala un recorrido en el tiempo, que deseamos tenga también un correlato en el espacio. Por eso, este curso cuadragésimo séptimo no se realiza en la ciudad de Buenos Aires –aún cuando fue allá donde ocurrieron los sucesos de mayo de 1810 – sino en este enclave de la Argentina profunda, en “la linda” Salta, bajo la protección del Señor y la Virgen del Milagro. Esta decisión puede parecer extravagante, pero ha de ser interpretada como signo de una aspiración noble y urgente: la integración más plena de un país que se proclama federal pero que todavía no vive de manera intachable esta dimensión de su régimen político, el cual, sin embargo, responde a la riqueza plural de su propia esencia como nación. En el orden eclesial, traer el Curso a Salta es un gesto de comunión; manifiesta, además, el dinamismo que deseamos imprimir al servicio ofrecido por el Consejo Superior de Educación Católica.

Saludo cordialmente a todos, y con especial deferencia a las autoridades nacionales y provinciales. Agradezco con sincero sentimiento a cuantos han hecho posible la realización de este encuentro y destaco la benevolencia de mi querido hermano el arzobispo salteño y el empeño del Consejo Provincial, sobre el que ha pesado un riguroso trabajo.

DESCARGAR DISCURSO COMPLETO >>