Orientación Educativa y Pedagógica

29-05-2023

DINÁMICA DE LA PEDAGOGÍA DE LA GRATUIDAD y de la FRATERNIDAD

1. Jesús  es reconocido como Maestro

Cuarenta veces la gente se dirige a Jesús como Maestro; en otros diez lugares se habla de Jesús como Maestro. 63 veces la gente le llama Señor y en otras 42 ocasiones se habla de Jesús como Señor. Se da cierto intercambio entre estos dos títulos de Jesús, Maestro y Señor.

Al comenzar su vida pública se narra en Lucas 4,14 ss.: “Vino a Nazaret donde se había criado y el día sábado entró en la sinagoga y abrió el libro del profeta Isaías, donde dice: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió para evangelizar a los pobres…Y enrollando el libro dijo: “Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír”.

Podemos decir que esa fue su clase magistral o discurso inaugural como Maestro y Señor.

Como Maestro la gente se acerca para preguntarle cosas importantes de la vida. Enseñaba en la sinagoga. La gente se agolpaba para escucharle (Lc. 5,1). Los sacerdotes y escribas lo quieren matar porque toda la gente estaba maravillada de sus enseñanzas (Mc. 11,18). Todo el mundo madrugaba para ir a escucharlo en el Templo (Lc. 21,38)

Los discípulos lo reconocen como Maestro. Le piden que les enseñe a orar y les enseña el Padrenuestro Les empieza a enseñar que su destino no es el del Mesías, sino el Siervo sufriente, que se entrega a la muerte y resucita (Mt. 16,21) 

No todos le preguntan con sinceridad, y le preguntan con trampa, para tener de qué acusarlo (Jn. 8,6). Pero era tal la maestría de Jesús que sus respuestas los dejaba maravillados. (Mat.22.16 ss).

2. Jesús tiene conciencia de ser Maestro

Ustedes me llaman Maestro y Señor y dicen bien, porque lo soy... pues si yo el Señor y el Maestro les he lavado los pies... hagan como yo he hecho (Jn. 13,13).

 

Ustedes no se dejen llamar “Rabí”, porque un solo es el Maestro de ustedes; y todos vosotros sois hermanos (Mat.23, 8).

Sus palabras tienen peso. El cielo y la tierra pasarán pero mis palabras no pasarán. (Mat. 24,35)

El que me ama guardará mi palabra y mi Padre y yo vendremos a él y haremos una morada. (Jn.14,23)

 

3. La acción de enseñar del Maestro Jesús

Recorría toda la Galilea enseñando (Mat. 4,23). Cuando Jesús acabó de dar instrucciones a sus doce, partió de allí para enseñar y proclamar en sus ciudades (Mat. 11,1) El verbo proclamar es usado en los Evangelios con rigor, porque no cualquiera puede proclamar cualquier noticia o idea. Es Dios quien tiene la suprema autoridad.

Su enseñanza a menudo es considerada en los Evangelios como verdadera.  Si les digo la verdad ¿por qué no me creen? (Jn 8,46). Les digo la verdad, les conviene que yo me vaya (Jn. 16,7). La gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo (Jn.1,17). En la expresión semita es probable que la gracia y la verdad sean la misma cosa: la gracia de la verdad. Jesús afirma con certeza, en verdad les digo. (Lc. 9,27) Hasta sus adversarios lo afirman, Maestro sabemos que eres verdadero (Mt. 22,16). Jesús dice de él: yo soy el camino, la verdad y al vida (Jn. 14,6)

 

4. La pedagogía de la gratuidad y de la fraternidad de Jesús

En la época de Jesús se comprende la relación con Dios desde el “principio de retribución de la Alianza”. Esta bendición se manifestará en el don de la vida (salud, fecundidad humana y de la tierra, riqueza, la victoria frente al enemigo). Pero si el hombre es infiel a esa alianza, recibirá de Dios la maldición que se manifestará en una vida no plena (esterilidad, pobreza, enfermedad, derrota, muerte). Los fariseos insisten en esto y ponen la ley como principio. Jesús choca frontalmente con ellos. Denuncia públicamente su hipocresía y cuestiona radicalmente el modo de entender la relación con Dios. Rechaza la interpretación del premio y castigo derivado de la Alianza. Jesús nos revela que Dios es Padre (Abba), nos ama con amor gratuito, no por nuestros méritos personales. Nuestros pecados no arrastran calamidades. Lejos de rechazar a los pecadores, los acoge. Rechaza el pecado sí, pero acoge a los pecadores (los impuros). Sobre todo lo acusan de blasfemo al decir que es hijo de Dios y porque llama a Dios, Padre. 

 

5. El desafío de vivir hoy desde la dinámica de la gratuidad y de la fraternidad en la escuela

Tenemos tendencia a comprender la fe, el modo de relacionarnos con Dios, con los demás y con nosotros mismos desde una perspectiva retributiva. Hoy se ve acentuado por el hecho de estar en una cultura en la que los gratuito no existe, en la que todo se mide con criterios de utilidad y eficacia, en la que la competencia aparece como motor del desarrollo, en la que las personas son valoradas según sus capacidades    intelectuales, su nivel social, su belleza física, su poder, etc.

Podemos hacer referencia a algunos aspectos que debieran ser tocados si hacemos realidad esta experiencia de amor gratuito en nuestra vida; primero en la vida personal, luego en las relaciones de trabajo, y finalmente en relación con los alumnos.

 

En la relación personal con Dios, implica la conciencia de ser amados por Él de modo inmerecido y que ese amor gratuito es el fundamento de nuestra dignidad de personas. Eso va de la mano con la lucidez frete a nuestra fragilidad y pecado. Quien no se reconoce limitado, quien se cree fuerte y capaz de todo, difícilmente va a comprender la gratuidad del amor de Dios. Desde esta perspectiva, el actuar moral tiene otro sentido; no hay que portarse bien para que Dios me ame, sino porque Dios me ama. Aquí está el fundamento último de la autovaloración y de la valoración de los demás.

 

A menudo las relaciones laborales están marcadas por el funcionalismo, la búsqueda de eficacia, la competencia… Se generan espacios fríos, estresantes, inhumanos. No se trata de ser meros funcionarios trabajando uno al lado de otro. Cada uno es una persona, con su historia, sus alegrías y sus dolores. Cada uno tiene la misma dignidad y la misma fragilidad. Antes que tener colegas tenemos un hermano y una hermana, lo cual implica respeto, interés mutuo, escucha. Es cierto que no se puede renunciar a ser eficaces, a hacer las cosas bien, pero si esa búsqueda de eficacia nos estresa, nos enferma, nos agobia, es que algo anda mal. La dinámica de la gratuidad debe alertarnos también en el ejercicio del poder. El verdadero poder cristiano es el que se ejerce como servicio. La jerarquización, desde la óptica del Evangelio es a la inversa: “El que quiera ser el primero, que se haga el último”. El testimonio que se dé frente a los alumnos es muy relevante. 

 

En la dinámica de una escuela, corremos el riesgo de fascinarnos y valorar a los más inteligentes, y dejar de lado a los que tienen más dificultades intelectuales, alegrarnos con los más participativos e ignorar a los que se aíslan, entretenernos con los más capaces y soportar a los que se presentan con dificultades; a veces hasta nuestras expresiones indican rechazo y distancia para éstos. Esas suelen ser nuestras reacciones normales, pero no es eso lo normal desde la perspectiva del Evangelio. Cada alumno debiera ser considerado como un diamante en bruto que hay que descubrir, como una persona con múltiples capacidades y condiciones que hay que estimular para que aparezcan. No como alguien que no sabe y que tenemos que enseñarle, sino alguien del cual también podemos aprender. Nadie es descartable. Más aún, los difíciles, los que tienen más dificultades con los estudios, los desordenados, deberían ser objeto de una preocupación y un esfuerzo especial por acompañarlos. La dinámica de la gratuidad nos invita también a una relación personalizada con los alumnos: conocerlos, saber qué les está pasando, escucharlos. Que se sientan verdaderamente amados. Hay que dejar atrás la pura lamentación de que los jóvenes no son como nos gustaría, de que ya no son como antes, y vivir esperanzados de que el Espíritu de Jesús pueda obrar maravillas en las personas. Es ese Espíritu de Jesús el que hizo que María Magdalena, una prostituta, Mateo, un republicano, Pedro, que traicionó a Jesús, Pablo, fariseo perseguidor de los cristianos, sean para nosotros santos y santas. 

 

                                        

PROPOSICIÓN PEDAGÓGICA DESDE LA PERSPECTIVA DE FRANCISCO en Fratelli Tutti

 

…DEVOLVER LA ESPERANZA…

 

En el mundo actual los sentimientos de pertenencia a una misma humanidad se debilitan, y el sueño de construir juntos la justicia y la paz parece una utopía de otras épocas. Vemos como impera una indiferencia cómoda, fría y globalizada, hija de una profunda desilusión que se esconde detrás del engaño de una ilusión: creer que podemos ser todopoderosos y olvidar que estamos todos en la misma barca. Este desengaño que deja atrás los grandes valores fraternos lleva una especie de cinismo. Esta es la tentación que nosotros tenemos delante, si vamos por este camino de desilusión o de la decepción. El aislamiento y la cerrazón en uno mismo o en los propios intereses jamás son el camino para devolver esperanza y obrar una renovación, sino que es la cercanía, la cultura del encuentro. El aislamiento, no; la cercanía, sí. Cultura del enfrentamiento, no; cultura del encuentro, sí. (30)

 

…RECONSTRUIR ESTE MUNDO QUE NOS DUELE…

 

La parábola del buen samaritano es un ícono iluminador, capaz de poner de manifiesto la opción de fondo que necesitamos tomar para reconstruir este mundo que nos duele. Ante tanto dolor, ante tanta herida, la única salida es ser como el buen samaritano. Toda otra opción termina o bien al lado de los salteadores o bien al lado de los que pasan de largo, sin compadecerse del hombre herido en el camino. La parábola nos muestra con qué iniciativas rehacer una comunidad a partir de hombre y mujeres que hacen propia la fragilidad de los demás, que no dejan que se erija una sociedad de exclusión, sino que se hacen prójimos y levantan y rehabilitan al caído, para que el bien sea común. Al mismo tiempo la parábola nos advierte sobre ciertas actitudes de personas que sólo se miran a sí mismas y no se hacen cargo de las exigencias ineludibles de la realidad humana. (67)

 

 

Fuente: Pacto Educativo Global – Papa Francisco

Reflexiones, Sergio Silva y Alex Vigueras SS.CC.

                                                 

Últimas novedades

2024 |

14-06-2024

BP121 IPS traslado de oficinas - Modalidad de atención

Más info

2024 |

14-06-2024

BP120 Subdirección de Aportes a la Educ. Privada Contactos

Más info

2024 |

14-06-2024

BP119 Entrega mecanizadas OCT-NOV-DIC y SAC 2023

Más info